Alquiler con opción compra de una casa

Una de las modalidades del arrendamiento es el alquiler con opción a compra de la casa. Esta es una cláusula que se añade dentro del contrato de arrendamiento y que permite al inquilino adquirir la propiedad arrendada, en un futuro. Si quieres comprar una propiedad, pero aún necesitas esperar unos años, esta puede ser la alternativa que necesitas.

¿Qué es el alquiler con opción a comprar la casa?

Se le conoce como alquiler con opción a compra y es una cláusula que se incluye en los contratos de arrendamiento. A través de esta, el propietario concede la oportunidad al inquilino para adquirir la propiedad dentro de un período de tiempo determinado. No es obligatorio, sino que el inquilino es quien decide si ejerce o no su derecho a comprar la vivienda.

el importe del alquiler se descuenta del precio final de venta

Con este tipo de contrato, el arrendatario se encuentra en posibilidad de adquirir una propiedad cuando concluya el arrendamiento, a menos que este se renueve. ¿Cuándo encontrarás un alquiler con opción de compra de la casa? Hoy en día resulta un tanto difícil vender un piso o una casa; sucede que hay propiedades que pueden llevar meses en el mercado inmobiliario y no salir a la venta. Entonces, las inmobiliarias proponen a los dueños, el alquiler con opción a compra de la casa. De esta manera, el dueño recibe unos ingresos por su propiedad, mientras esta sigue utilizándose.

Es muy importante que los inmuebles no se mantengan desocupados durante mucho tiempo, pues, de lo contrario, pueden deteriorarse y requerir costosas reformas. Cuando una casa no se vende, el propietario tiene que ocuparse de ir a abrirla cada cierto tiempo, ventilar, hacer limpieza, etcétera. Alquilando la casa, no sería necesario, pues ya hay inquilinos viviendo en ella y haciéndose cargo de la limpieza y cuidados de la misma.

Pero generalmente los propietarios quieren deshacerse de ese inmueble. El inquilino puede no tenerlo muy claro o no contar con los recursos suficientes para comprar la vivienda. Entonces es cuando entra en juego el alquiler con opción a comprar la casa.

Características del alquiler con opción de poder comprar la casa

El alquiler con opción de compra de la casa se caracteriza por ser un derecho que el inquilino puede o no ejercer cuando llegue el momento. No se trata de un contrato vinculante y que obligue al arrendatario a comprar la propiedad una vez concluido el arrendamiento. El contrato de alquiler con opción a compra es similar al de arrendamiento tradicional, pero se incluye una cláusula en la que se confiere al arrendatario el derecho a adquirir la propiedad cuando el arrendamiento concluya.

¿Qué ocurre cuando se cumple el plazo del arrendamiento? No todas las personas están preparadas para comprar, al terminar el plazo del contrato de alquiler con opción a compra de casa. Y no hay sanciones ni penalizaciones para el arrendatario por no haber adquirido la vivienda. ¡Esta es una de las ventajas de este tipo de contrato! Ten en cuenta que el plazo máximo para alquilar una propiedad con opción a compra es de cinco años, según lo estipulado por la LAU.

alquiler opción compra casa

Por otra parte, cuando se firma un contrato de este tipo y si el inquilino decide ejercer su derecho a compra, se le descuenta el monto total de la casa y los importes de la renta durante el plazo que haya durado el contrato. Además, el inquilino deberá abonar una cuota como entrada al momento de iniciar el alquiler; a esta cantidad se le conoce como prima y suele ser del 10% del precio de venta; sin embargo, no todos los arrendadores piden este depósito y el importe puede acordarse entre las partes. En caso de sí entregar la prima y si el arrendatario decide no ejercer su derecho a compra, entonces se pierde la cantidad entregada por concepto de prima.

La última característica de este contrato es que, si la casa sale a la venta, el inquilino tendrá siempre preferencia para comprarla por encima de otros posibles compradores.

Un contrato dentro de un contrato

Cuando se habla de un contrato de arrendamiento con posibilidad de compra, se habla de dos subcontratos diferentes en uno solo:

  • Alquiler. Por una parte se encuentra el contrato de arrendamiento y que se apega a lo dispuesto por la Ley de Arrendamientos Urbanos. En este contrato se establecen las cláusulas propias del acuerdo como la fianza, el importe de la renta, el plazo del alquiler, derechos y obligaciones de las partes, entre otros.
  • La opción a compra. El segundo subcontrato es el de la opción a comprar la casa. Aquí el propietario concede el derecho a comprar durante el tiempo que el arrendamiento esté en vigor o al momento de finalizar este. También se determinan las condiciones de la compraventa y el período efectivo que tiene el inquilino para ejercer su derecho; también se establece el importe total de la venta, la prima a pagar por el inquilino si decidiese llevar a cabo su derecho y el descuento de las cuotas del alquiler.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

× ¿Quieres alquilar tu inmueble?