El alquiler de casas y su estado actual en España en 2021

La crisis sanitaria por COVID-19 afectó, entre otros sectores, al inmobiliario. La situación del alquiler de casas en España se ha visto alterada considerablemente el último año. Pero, ¿quién ha sufrido mayores repercusiones: los arrendadores o los arrendatarios? Y, ¿qué ocurrirá con el alquiler de las viviendas españolas de cara al fin de la pandemia, cuando las cosas se regularicen? Vamos a descubrirlo

Alquiler de casas: las claves de la situación actual

¿Quieres poner tu vivienda en alquiler? ¿Estás pensando en cambiarte de casa, pero no sabes si es el mejor momento? Te contamos que la situación del alquiler de casas en España ahora mismo se encuentra enfrentándose a los estragos causados por la pandemia. Pero, ¿cómo ha afectado el coronavirus a este sector? Ya antes de la pandemia el principal problema era el precio de los alquileres; estos se incrementaban considerablemente en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, pero el coronavirus ha cambiado, ligeramente, esta situación.

Ahora mismo los alquileres de verano son los más beneficiados

Otra de las dificultades que ha atravesado el alquiler en nuestro país es que no hay suficientes viviendas para arrendar. Hasta 2015, solo el 9,5% de los hogares españoles vivían de alquiler. Por supuesto, a día de hoy, son más las personas que no pueden acceder a comprar una vivienda, sino que necesitan alquilarla.

¿El motivo? Porque el precio de la vivienda para compra sigue por las nubes y, por supuesto, los jóvenes (que son a los que ahora les toca comprar), no pueden permitírselo. Los trabajos escasean y aún más después de la pandemia, y los salarios no son suficientes para hacer una compra inmobiliaria; a esto se le añaden los requisitos tan exigentes de las entidades financieras para tramitar una hipoteca.

Te contamos que, aunque en 2015 el porcentaje de personas viviendo de alquiler era solo de un 9,5%, las cifras han aumentado. Ahora mismo un 23,8% de la población española arrienda una propiedad para vivir.

Un respiro pospandémico

Durante la pandemia, el alquiler de viviendas en nuestro país sí que dio una pequeña tregua para los nuevos inquilinos. Entre marzo de 2020 y marzo de 2021, los precios disminuyeron en un 3,6%. Incluso, en las urbes como Madrid, Barcelona, Málaga o Palma de Mallorca, el precio del alquiler cayó en más de un 10%. Los contratos de alquiler, por su parte, han ido creciendo considerablemente en las provincias, pero decreciendo en las capitales. Pero, ¿cuál es el motivo?

No hay que olvidar que, de cara al verano, el alquiler de casas en destinos turísticos ha aumentado. Es verdad que aquí es donde ha habido una mejoría para el sector inmobiliario, que se espera se estabilice en las grandes ciudades después del verano y cuando los estudiantes vuelvan a la capital (y demás grandes ciudades universitarias).

Por supuesto, se trata de un ligero bache para los arrendatarios, principalmente los de las ciudades, pero se espera que la recuperación llegue de un momento a otro. Para empezar, como ya adelantábamos anteriormente, después del verano, los alquileres por parte de los estudiantes volverán a crecer; por otra parte, también se espera que la economía de nuestro país vuelva a repuntar durante la segunda mitad del 2021. Esto, por supuesto, volvería a estabilizar los precios del alquiler que han bajado considerablemente el último año.

Los jóvenes, la esperanza para el alquiler

Durante el último año, la tasa de paro en los jóvenes alcanzó hasta el 38%. Esto ha hecho que la mayoría de los jóvenes (incluso mayores de 30 años) hayan tenido que volver a casa de sus padres. Cuando la situación económica mejore, después del coronavirus, se espera que también se restablezcan los empleos. Esto ocasionaría que los jóvenes vuelvan a salir de casa de sus padres a trabajar y, en consecuencia, a buscar viviendas de alquiler.

El alquiler de casas en España necesita de más viviendas en arrendamiento para los jóvenes

Esta es una gran oportunidad para los propietarios que estén considerando poner sus viviendas en alquiler. Ahora mismo se trata de un azar, pues no hay mucha garantía; estos meses tocan mayores beneficios para el alquiler de casas y pisos turísticos y, más adelante, para los que tengan propiedades en ciudades con alto flujo de estudiantes.

Rentabilidad bruta del alquiler de casas en España

La rentabilidad bruta del alquiler de casas en España representa un ligero problema para los propietarios de viviendas. La rentabilidad de una vivienda consiste en la capacidad de renta que puede conseguir el dueño de un inmueble al ponerlo en alquiler; generalmente esta cifra se calcula cuando la vivienda es de reciente adquisición y se desea arrendarla. Así se recupera, a través de la renta mensual del arrendamiento, parte de la inversión que se hizo al comprar la vivienda. Por supuesto, esta rentabilidad varía según el precio de la vivienda al momento de comprarla y del precio del alquiler.

Sucede que ahora mismo este índice ha descendido y se encuentra en torno a un 3,7% y a un 4%, según distintos estudios en la materia. Hay lugares donde la rentabilidad es mayor, por ejemplo, en Sevilla o Valencia, con un 4,5% y un 4,4% respectivamente. Sorprendentemente, Zaragoza es una de las ciudades donde la rentabilidad bruta supera la media alcanzando hasta el 5,5%.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

× ¿Quieres alquilar tu inmueble?