¿Cómo puedo subir el alquiler a los inquilinos legalmente?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Una de las dudas que suelen surgir a los propietarios de una vivienda en alquiler es saber cómo subir el alquiler a los inquilinos de forma legal para evitar posibles conflictos. Lo primero es aclarar que el alquiler no puede incrementarse en cualquier momento y, además, siempre tiene que estar estipulado en el contrato. Así, el arrendatario sabrá de antemano cuándo -y cuánto- puede el arrendador subir el precio del alquiler.

Cómo subir el alquiler a los inquilinos: todas las claves

Si estás preguntándote cómo subir el alquiler a los inquilinos, debemos decirte que no puedes hacerlo en cualquier momento. Es decir, si las partes han firmado el contrato de arrendamiento y, por ejemplo, a los seis meses deseas incrementar el precio de la renta de tu vivienda, no puedes hacerlo. El incremento del precio del alquiler se estipula en el artículo 18 de la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos. Según lo dispuesto en dicha norma, la actualización de la renta solo podrá hacerse cuando el contrato haya cumplido un año de vigencia y según lo pactado por las partes.

Es decir: si, por ejemplo, se firma un contrato de alquiler con una validez de dos, tres o cinco años, la renta podrá actualizarse cada año, en la fecha en la que se firmó originalmente el contrato. Y la actualización de la misma también deberá estar especificada dentro del mismo contrato. En dicho documento, las partes especificarán qué parámetros se tendrán en cuenta para determinar cómo subir el alquiler a los inquilinos.

No todos los alquileres pueden actualizarse de la misma manera

Hay que tener en cuenta que la actualización de estos precios no puede exceder, por ningún motivo, la variación porcentual del IPC o Índice de Precios al Consumo más reciente. El IPC se publica de forma mensual en los últimos quince días del mes; de esta manera, por ejemplo, si el contrato de alquiler va a cumplir un año en julio, y deseas actualizar la renta, deberás tomar como referencia el IPC del mes de junio.

También es muy importante notificar al inquilino que se va a hacer este incremento del alquiler dentro del plazo estipulado. Porque, a partir de la notificación, se cuenta un mes para que el inquilino haga el siguiente pago del importe ya actualizado. Es muy importante que en el contrato se especifique que, cada año, el alquiler se revisará y se hará un ajuste del mismo para incrementarlo; si esto no está especificado, el arrendador no podrá hacer ese aumento.

No todos los contratos son iguales

La ley se ha modificado en varias ocasiones y no todos los contratos están sujetos a los mismos criterios cuando se trata de aumentar el precio del alquiler. No es lo mismo un contrato firmado en 2021 que en mayo de 2013 o uno firmado entre junio de 2013 y marzo de 2015. Pero, para evitar confusiones y sepas cómo subir el alquiler a los inquilinos de forma legal, vamos a explicártelos:

  • Contratos de alquiler hasta el 5 de junio de 2013. Estos contratos se actualizan de forma anual y atendiendo al Índice de Precios al Consumo o IPC, aun cuando en el contrato no se hubiese pactado de forma expresa que la renta se puede actualizar. Es decir, el arrendador tiene potestad de hacer una actualización del precio del alquiler sin que esté especificado dentro del contrato.
  • Contratos de arrendamiento firmados entre el 6 de junio de 2013 y el 31 de marzo de 2015. Los contratos firmados entre estas fechas dan total libertad a las partes para actualizar la renta anual atendiendo al mecanismo de actualización que más les convenga. La actualización puede hacerse aun cuando las partes no lo hayan pactado de forma expresa en el contrato; ¿y qué parámetros deben seguir para hacer el aumento? Siempre se debe atender al último IPC.
  • Contratos de alquiler firmados desde el 1 de abril de 2015 hasta la fecha. Estos contratos se caracterizan porque las partes tienen total libertad para determinar los índices de actualización de la renta. Pero, si no han especificado uno en concreto, entonces deberán atenerse al Índice de Garantía de Competitividad (IGC). Pero, si en el contrato de arrendamiento no se especifica que la renta puede incrementarse, el propietario no podrá, por ningún motivo, hacer la subida del alquiler. Así que es importantísimo, si firmaste un contrato de alquiler dentro de estas fechas, que esté especificado en el contrato esta revisión de la renta anual.
En el contrato de alquiler se establecerán los mecanismos sobre cómo subir el alquiler a los inquilinos

¿Qué pasa si el inquilino no acepta la subida del alquiler?

Puede ocurrir que el inquilino no acepte la subida que el arrendador quiere hacer al precio de la vivienda. Es posible, también, que el arrendatario presente una contraoferta al propietario de la vivienda. ¿Debe aceptarse? Siempre es aconsejable escuchar lo que el inquilino tiene que ofertar. Ten en cuenta que alquilar una vivienda hoy en día no es una tarea tan sencilla; los factores dependen, por ejemplo, de la ciudad o la época del año. Considera si puedes asumir la pérdida de ese dinero durante unos meses o si es mejor escuchar la oferta que el arrendatario presenta.

Debes de tener en cuenta, si eres el propietario, que el aumento que quieras hacerle al inquilino no puede superar el 40% de sus ingresos netos.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

× ¿Quieres alquilar tu inmueble?