¿Con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino la subida del alquiler?

Aunque todavía no se sabe qué pasará con la Nueva Ley de Vivienda 2023 después de las próximas elecciones, muchos caseros ya se están preguntando con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino de la subida de los alquileres. Te contamos todos los detalles a continuación.

¿Con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino según la nueva ley?

La Nueva Ley de Vivienda 2023 se encuentra en vigor y supone todo un reto para el sector inmobiliario. Una de las preguntas más habituales es con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino de la subida del precio del alquiler. Y es que, según esta nueva normativa, esta notificación tiene que hacerse en un plazo determinado.

Tienes que notificar al inquilino un mes antes de la finalización del contrato

Esta Ley de Vivienda se publicó en el BOE el pasado 24 de mayo y, entre otras, cosas, contempla la subida del precio de los arrendamientos, pero limitándolo a un 2%. Esta subida del 2% es una medida de emergencia que ya estaba en vigor y que, en teoría, solo iba a estar vigente hasta finales de junio de este año.

Sin embargo, en 2024, se espera que el porcentaje aumente a un 3% y, a partir del año 2025, los precios se aumentarán siguiendo un índice que todavía está pendiente de crear. Ante estas incógnitas que plantea la nueva normativa, los arrendadores se preguntan con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino de esta subida.

¿Cuándo se puede subir el alquiler?

Lo primero que tienes que saber es que el alquiler no se puede subir en cualquier momento. Es importante seguir la legislación actual y que establece una serie de plazos para poder hacerlo. La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que, mientras el contrato esté en vigor, sólo se puede actualizar la renta cuando el plazo del arrendamiento concluya y en caso de que las partes acuerden renovar el documento. Y, en caso de que sea un pacto expreso, la renta no puede subirse.

Por otra parte, en caso de que se quiera subir el importe del arrendamiento, no se puede pedir el nuevo importe al momento. Es necesario esperar al mes siguiente después de notificarse el aumento. En caso de que no se cumplan estos plazos y requisitos establecidos en la LAU, el arrendamiento no podrá incrementarse.

¿Cuándo se avisa al inquilino de la subida?

En lo que respecta a con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino para subir el arrendamiento, la legislación actual determina que debe hacerse 30 días antes de cumplirse la anualidad del contrato. Por ejemplo, si el contrato cumple un año el 1 de septiembre, deberás avisarle a tu inquilino el 1 de agosto, de la subida del precio del alquiler.

Ahora que sabes con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino del incremento de la renta, te contamos cómo hacerlo. Para poder pedir este aumento, es necesario hacerlo a través de un documento escrito en el que también quede constancia de la aceptación por parte del arrendatario. Por otra parte, también es recomendable que si exise una nota o recibo de pago del mes anterior, también se deje constancia en este documento.

Recuerda, la subida del alquiler solo puede hacer al acercarse la anualidad y con un límite del 2%, como establece la ley. en caso de que el arrendatario no esté de acuerdo con esta subida de precio, puede abandonar la propiedad al finalizar el contrato de arrendamiento. Pero también es importante recalcar que, en caso de que quieras hacer esta subida y el inquilino no acepte, debe comunicarte su decisión de inmediato para abandonar la propiedad al concluir el arrendamiento.

con cuánto tiempo de antelación hay que avisar al inquilino

Por último, antes de finalizar el contrato de alquiler, no te olvides de que se deberá firmar un acuerdo de terminación de contrato. En este se determina si se devuelve o no la fianza, dependiendo de posibles desperfectos que pueda haber en el inmueble.

¿Qué plantea la Nueva Ley de Vivienda 2023?

A través de la Nueva Ley de Vivienda 2023, cuyo futuro se mantiene incierto después de las elecciones, se ha dado luz verde a las comunidades Autónomas para poder comenzar a hacer las declaraciones de zonas tensionadas en las grandes ciudades. Esto con el objetivo de permitir el acceso a una vivienda digna a todas las personas. Respecto de estas zonas tensionadas, la nueva normativa también plantea una regulación de los precios del alquiler en estas áreas.

Respecto a esta subida de alquiler en las zonas tensionadas, la Ley de Vivienda 2023 es muy clara. Establece una vinculación al precio del arrendamiento anterior; de esta manera, la renta del nuevo contrato no puede ser superior al importe de la última renta del arrendamiento vigente en los cinco años anteriores.

Por otra parte, cuidado al querer aumentar el precio del alquiler. Y es que según la Ley de Vivienda, el casero no puede alegar el incremento incluyendo los gastos extras. De esta menra, el arrendatario no tiene que pagar los gastos o cuotas adicionales que no se encuentren recogidas en el contrato anterior. Si por ejemplo, el agua no se incluía en el contrato primario, el nuevo contrato no puede incrementar el precio alegando que se va a incluir el pago de este servicio municipal.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?