Contrato de vivienda protegida. ¿Puedo alquilarla?

La gran mayoría de propietarios en nuestro país poseen viviendas que no están acogidas a ninguna regulación especial por parte del gobierno o una comunidad autónoma en específico. Sin embargo, existen otras que cuentan con limitaciones importantes: estamos hablando del contrato de vivienda protegida.

Por lo tanto, si eres propietario de este tipo de inmueble, es probable que te estés haciendo una pregunta crucial: ¿puedo alquilar a otra persona mi vivienda protegida? A continuación, vamos a contestar a esa pregunta, haciendo un repaso de los requisitos y salvedades que debes tener en cuenta. ¡Toma nota!

¿Qué es la vivienda protegida?

Antes de nada, tenemos que definir de manera correcta en qué consiste un contrato de vivienda protegida. En líneas generales, una vivienda de protección oficial (VPO) es un tipo de construcción que podemos obtener a un precio menor del que dicta el mercado. El motivo de esto es que son viviendas que la comunidad autónoma de turno destina a personas vulnerables o con un bajo nivel de ingresos.

Si tienes una vivienda de protección oficial, tendrás que seguir una serie de normas, como la de usarla solamente para fines residenciales. Lo primero que debes cumplir para solicitar una es tener la mayoría de edad y no estar en propiedad de otra casa o haber sido propietario antes de otra VPO. También tendrás que estar inscrito en el registro de demandantes de VPO.

Además, tu renta no puede ser muy alta, como es lógico. Aunque varía según la CA, no debería sobrepasar ciertos umbrales, siendo lo más habitual entre 2,5 y 5,5 veces el Indicador Anual Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Contrato de vivienda protegida

¿Puedo alquilar con un contrato de vivienda protegida?

En líneas generales, la respuesta es que SÍ puedes alquilar tu VPO. Ten en cuenta que existen algunas que no podrás alquilar bajo ningún concepto mientras dure el plazo de calificación. Si no es tu caso, podrás alquilarla pero teniendo en cuenta ciertas limitaciones legales que marcará tu Comunidad Autónoma (las veremos en el siguiente apartado).

Pero, ¿qué ocurre si quiero alquilar sin limitaciones? En ese caso, tienes 2 opciones. Para empezar, la manera más sencilla de poder arrendar tu VPO sin límites es esperar a que se cumpla el periodo de protección. Las CCAA son las que determinan este plazo, que va desde los 10 hasta los 30 años. 

Como este caso puede ser muchas veces disuasorio para ti como propietario, también tienes la opción de solicitar la extinción de la protección de la vivienda. Este se concederá si no se ocasionan perjuicios para terceros, se aporta toda la documentación correctamente y se cumplen todos los requisitos legales. Además, tendrás que devolver las ayudas recibidas por tratarse de una vivienda protegida por tu Comunidad Autónoma. 

Si no quieres realizar trámites adicionales, tu vivienda debe ser de Promoción Privada o con Protección Pública. Otro tipo de viviendas como las Viviendas de Protección Oficial de Promoción Pública no se pueden arrendar. Ten en cuenta que solo podrás alquilar a personas físicas, nunca a personas jurídicas. 

¿Cómo es el contrato de vivienda protegida?

Esta es la otra gran pregunta que se hacen los propietarios de una VPO. Vale, ya sé que puedo alquilarla, y que tengo que tener en cuenta ciertas limitaciones. Pero ahora, ¿cómo redacto el contrato?

Lo primero que debes saber sobre esto es que no serás tú el que determine el precio de la renta de tu alquiler. Este no es equiparable al de otras propiedades, ya que se obtiene tomando un % del precio máximo de venta. Este se calcula tomando como referencia la Cédula de Calificación Definitiva, que está basada en el Real Decreto sobre vivienda protegida y alquiler. Teniendo como referencia legal este documento, se obtiene una renta anual máxima. Al dividir esta cantidad por 12, sale el alquiler mensual máximo.

El contrato de alquiler de una VPO tiene una serie de características que lo hacen diferente del de un contrato convencional. Por ello, es importante contar con un servicio de protección integral para tu alquiler que te ayude a redactarlo de manera profesional, cumpliendo con las normativas específicas de tu Comunidad Autónoma. 

Después de que ambas partes hayan firmado el contrato, es fundamental registrar o presentar el acuerdo a las autoridades competentes para su evaluación. Estas autoridades verificarán que se cumple toda la legislación que regula el alquiler de una VPO, incluido el alquiler acordado y la certificación de que se cumplen los requisitos previos para ello.

Contrato de vivienda protegida

¿Puedo ser sancionado si alquilo mi VPO ilegalmente?

Existen numerosas consecuencias para las personas que alquilen una VPO de forma ilegal o antes de llegar al periodo de liberación fijado por la Comunidad Autónoma. Aunque las multas varían según la región, por lo general se encuadran dentro de los siguientes rangos:

  • Sanciones leves: De 150 a 1.500 euros
  • Sanciones moderadas: De 1.500 a 6.000 euros
  • Sanciones graves: De 6.000 a 60.000 euros

Si no quieres sufrir cualquiera de estas sanciones, es vital que cuentes con asesores expertos. En Alquiler Plus, te ayudamos a arrendar tu vivienda protegida. Nos encargamos de todos los trámites y de verificar la posibilidad de alquiler de tu inmueble. Déjalo en nuestras manos y disfruta la tranquilidad de alquilar con seguridad.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

recibo de alquiler

Todo sobre el recibo de alquiler

Cuando nos enfrentamos al desafío de poner nuestro piso en alquiler hoy en día, una de las herramientas que más nos pueden ayudar es un documento que justifique

¿Cómo prevenir la okupación en Madrid?

Cuando los propietarios se plantean qué hacer con sus viviendas, es bastante común que les surja una preocupación en sus cabezas: la morosidad, los impagos y la okupación.

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?