¿Cuáles son los requisitos para ser arrendador?

Si estás pensando en alquilar una propiedad, tienes que conocer cuáles son los requisitos para ser arrendador. No solo tú tienes que reunir una serie de requisitos, sino que el inmueble también debe hacerlo. Antes de publicitar la vivienda para su alquiler, verifica que tengas todo en orden para poder celebrar el contrato de arrendamiento.

¿Qué es el arrendamiento?

A través del arrendamiento, el arrendador o propietario cede el derecho de uso de su vivienda a otra persona, que es el arrendatario. A cambio, el arrendatario debe pagar un importe mensual fijo, durante el período que dure el arrendamiento. Para que la relación puede ser legal y ambas partes puedan ejercer sus derechos y exigir el cumplimiento de las obligaciones, debe firmarse un contrato.

Pero antes de celebrar el contrato, es necesario reunir los requisitos para ser arrendador. Además, estos requisitos no solo recaen sobre el propietario de la casa, sino también sobre el inmueble. ¿Cuáles son estos requisitos para ser arrendador? Lo mejor que puedes hacer es verificar que los cumples antes de poner en alquiler la vivienda; en caso de no cumplirlos, sería imposible celebrar el contrato de arrendamiento.

Requisitos para ser arrendador: ¿Qué documentos necesitas?

Certificado de Eficiencia Energética

Todos los hogares deben contar con un Certificado de Eficiencia Energética. Este certificado especifica la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que una vivienda emite a la atmósfera. Además, a través de este certificado, que solo puede expedir un técnico cualificado y que después debe registrarse ante las autoridades, se establece el grado de contaminación de una casa. Cuando el técnico ha hecho las revisiones correspondientes, emite un informe y se concede a la vivienda una calificación y etiqueta con la letra correspondiente al grado de contaminación.

es imprescindible presentar el certificado de eficiencia energética

Esta calificación va de la letra A (más eficiente) a la letra G (menos eficientes). El Certificado de Eficiencia Energética tiene una validez de 10 años. Si tu vivienda es antigua y el certificado no está vigente, pide la renovación del mismo antes de considerar alquilarla. Es posible que si la casa ha dejado de ser eficiente, sea necesario hacer algunas reparaciones y mejoras.

Cédula de Habitabilidad

La Cédula de Habitabilidad es un documento de regulación autonómica. Esta cédula es necesaria para poder instalar los servicios de agua, gas y electricidad. Gracias a la Cédula de Habitabilidad es posible determinar que una vivienda, como su nombre indica, es habitable y cuenta con todas las condiciones necesarias para vivir. Es decir, determina si una casa es o no insalubre, si cuenta con suficiente higiene y la solidez necesaria para entregarla en arrendamiento.

Cuando se reúnen estas condiciones, la casa es habitable y es posible darla en alquiler. Además, un experto verifica que la casa cuente con los servicios mínimos como ventilación, cocina, inodoro, etcétera.

Escrituras: uno de los requisitos para ser arrendador

Parece una obviedad, pero solo se puede ser arrendador si se es el propietario de la vivienda. De lo contrario, resultaría imposible celebrar el contrato de arrendamiento. Para este caso es necesario que el dueño presente documentos que comprueben la titularidad del inmueble. Esta titularidad puede justificarse a través de una copia autorizada de las escrituras de la vivienda; la copia autorizada tiene la firma del notario. También es posible alegar la propiedad de la misma presentando certificado expedido por el Registro de la Propiedad. Debe incluirse fotocopia del DNI para verificar que los datos se correspondan.

También es posible acreditar la propiedad a través del recibo de pago del último IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), e incluso con las facturas del suministro; pero estas últimas son las menos aconsejables.

Uno de los requisitos para ser arrendador es ser el dueño de la vivienda

Cuando se trata de herencias y sucesiones y recién se acaba de recibir una propiedad en herencia y se desea alquilarla, puede resultar más difícil. Deberá presentarse copia del testamento y verificar la identidad del heredero. Sin embargo, lo más recomendable es iniciar de inmediato el trámite de cambio de propietario de la vivienda ante Notario Público y hacer el correspondiente asiento en el Registro de la Propiedad.

Otros documentos

Para poder celebrar el arrendamiento es imprescindible celebrar el contrato. Este contrato puede redactarlo el arrendador o la agencia que gestione el alquiler del inmueble. La redacción del contrato de alquiler corre por cuenta del arrendador y este debe establecer todas las cláusulas que considere importantes para la celebración del acuerdo. Aquí se establece la posibilidad o no de subarriendo de la vivienda, así como el monto del alquiler y la fianza; también deben determinarse las causas de extinción del contrato y cómo resolver las posibles controversias.

Por último, la casa debe encontrarse al corriente de pago de suministros de agua, luz e Internet (este último es opcional). Ten en cuenta que deberás pedirle al arrendatario que ponga las facturas a su nombre para que sea él quien las pague y verifique que estén pagadas. Si no están pagadas, será imposible que el inquilino dé de alta el suministro correspondiente. No te olvides de adjuntar las últimas facturas al momento de celebrar el contrato de arrendamiento y, por supuesto, llevar un juego de llaves para el inquilino.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

× ¿Quieres alquilar tu inmueble?