Dilemas en las herencias familiares y cómo solucionarlos

La venta de un bien inmueble heredado entre hermanos puede resultar sencilla o complicada. Si todos están de acuerdo en vender, el proceso será simple, pero si hay un desacuerdo, el proceso puede volverse mucho más complicado. Sin embargo, existen alternativas para resolver este tipo de situación. A continuación, te explicamos cómo puedes resolver los dilemas más habituales de las herencias familiares.

¿Qué son las herencias familiares?

La herencia engloba los bienes, derechos y obligaciones que una persona fallecida deja, incorporándose al patrimonio de las herederas. Se clasifica en dos tipos principales: la herencia testada, que ocurre cuando la persona fallecida ha dejado un testamento, y la herencia intestada, que se da cuando no hay testamento.

En situaciones de herencia intestada, donde no existe testamento, las normas legales establecen un orden específico para determinar quién tiene prioridad para heredar. Este orden dicta cómo se distribuirán los bienes entre los herederos.

Dilemas en las herencias familiares y cómo solucionarlos

¿Qué significa un proindiviso?

Cuando varias personas comparten la propiedad de una vivienda, se trata de un proindiviso. Si poseen el mismo porcentaje de propiedad, se consideran como partes iguales. Aunque no se puede forzar a vender, tampoco se puede obligar a los demás herederos a mantener la copropiedad. Es por eso que si algunos herederos se oponen a la venta, existen varias opciones para resolver la situación.

5 formas de solucionar las herencias familiares

Es muy común que las partes de una herencia se pregunten si se puede vender una propiedad en la que los herederos no están de acuerdo. La respuesta es que no se puede vender si los herederos no están de acuerdo. Sin embargo, hay una serie de soluciones a esta situación que te mostramos a continuación.

  • Asignación a un heredero. En el caso de un fallecimiento, cuando un heredero desea vender una vivienda, pero otro se opone, la ley establece que la propiedad es indivisible y requiere el consentimiento de ambos para su venta externa. Sin embargo, la ley permite al heredero opuesto quedarse con la totalidad del hogar y compensar financieramente al otro heredero.
  • División de propiedad inmobiliaria. Consiste en que uno de los herederos se quede con la vivienda y el otro le venda su parte.
  • Acto de conciliación. Antes de recurrir a un proceso judicial, se sugiere la conciliación mediante un mediador. Tras presentar la documentación de conciliación, se notifica al heredero que rechaza la venta para que participe. En el caso de llegar a un acuerdo, puede resolverse el conflicto, pero si no se cumple, pueden ser necesarias acciones judiciales para ejecutar el acuerdo o resolver la disputa.
  • Venta del proindiviso. Esto implica ceder tu participación en la vivienda a un tercero, generalmente una entidad corporativa.
  • Subasta consensuada. La subasta voluntaria permite a herederos acordar la venta de una vivienda cuyo precio no consiguen acordar. Según la Ley de Jurisdicción Voluntaria, se inicia por mutuo acuerdo y se presenta en el juzgado de primera instancia. La solicitud incluye el valor de tasación de la casa. Tras la subasta, la propiedad se adjudica al postor que ofrezca el valor acordado o se comunica a los herederos para aceptar o rechazar la adjudicación.

Entonces, ¿qué puedo hacer si mi hermano no quiere vender la casa de mis padres?

Cuando se hereda un inmueble, los herederos se enfrentan a tres posibles escenarios. El hermano no interesado en vender puede optar por comprar la parte de los demás.

Si esta opción no es viable, se puede decidir la venta de la propiedad, distribuyendo los fondos entre los herederos. Por último, si ninguna de las dos primeras opciones es viable, puedes vender tu proindiviso. Si ninguna de estas opciones funciona, lo mejor es recurrir a un mediador para que se pueda llegar a un acuerdo que satisfaga a todos los involucrados.

En conclusión, la venta de un piso heredado entre hermanos puede ser sencilla o compleja dependiendo del consenso. La herencia se divide en testada e intestada y, ante desacuerdos, la ley ofrece soluciones como asignación a un heredero, división de propiedad, acto de conciliación, venta del proindiviso o subasta consensuada.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

¿Quién paga el seguro de la vivienda?

Al alquilar una vivienda, es común que surjan preguntas sobre las responsabilidades de cada parte, especialmente en lo que respecta al seguro del hogar. ¿Quién debe asumir el

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?