¿Puedo echar a mi inquilino si necesito la vivienda?

En el mercado inmobiliario actual, la gran mayoría de propietarios particulares con más de una vivienda, suelen comprarla como segunda residencia. Como es lógico, muchos de ellos terminan poniéndola en alquiler para rentabilizar los gastos. El problema es que, con el paso del tiempo, podemos llegar a necesitar esa vivienda para uso personal.

Y no solo la segunda residencia, también una tercera propiedad, una cuarta… La realidad es que nunca sabemos cuándo vamos a necesitar hacer uso de lo que es nuestro, ya sea por temas familiares, económicos, etc. La gran pregunta que muchos propietarios se hacen a este respecto es: si tengo a un inquilino en mi vivienda, ¿puedo echarlo? 

Si quieres dar todos los pasos legales para hacerlo sin problemas, el primer paso es leer este artículo. El segundo es contar con un servicio de protección integral como el que te ofrece Alquiler Plus. Pero, como se suele decir, vamos paso a paso…

¿En qué condiciones puedo echar a mi inquilino?

Cuando nuestro inquilino es un buen pagador, tiene la vivienda en perfecto estado y no da ningún tipo de problema, es una auténtica lástima tener que pedirle que abandone el inmueble. En condiciones normales, ningún propietario querría hacer algo así, pero hay veces en las que es necesario.

Por ejemplo, imagina que tienes un hijo o una hija que necesitan vivir allí por temas de estudios, trabajo, salud, etc. Tu familia tiene derecho a poder disfrutar de esa propiedad, pero debes tener en cuenta también los derechos del inquilino y respetarlos para no incurrir en problemas legales. 

Lógicamente, a un inquilino no se le puede sacar así como así, antes necesitarás resolver el contrato por la vía legal. Según la Ley de Arrendamientos Urbanos que regula las causas de resolución del contrato de arrendamiento, esto se puede dar si se produce un incumplimiento de las condiciones. Entre ellas:

  • Que el inquilino no pague la renta a su debido tiempo.
  • Que no abone la fianza o la actualización de la misma.
  • Que subarriende la vivienda cuando en el contrato se especifica que esto no se pueda hacer.
  • Que cause daños al inmueble de manera dolosa o realice obras no consentidas.
  • Que realice actividades molestas, nocivas o peligrosas dentro de la vivienda. 
  • Que el uso del alquiler no sea para vivienda permanente.

Si se dan cualquiera de estos motivos, podrías echar a tu inquilino de manera legal (demostrándolo, por supuesto) y desde ese momento podrías disponer de tu vivienda. Este supuesto es el más complicado, ya que no dependerá de ti. Si te ves en él, necesitarás un buen equipo legal como el que te ofrece Alquiler Plus para tomar las decisiones correctas y no enfrentarte a la morosidad o la okupación en el futuro. 

echar a mi inquilino

¿Cómo recuperar mi vivienda alquilada si la necesito?

Vale, ahora supongamos que tu inquilino es perfecto y no incumple el contrato en ninguna de sus formas. ¿Existe la posibilidad de echar a mi inquilino? La respuesta rápida es sí, pero antes necesitarás cumplir una serie de requisitos.

  • Que el contrato que tengas con tu inquilino haya cumplido al menos un año de duración.
  • Que en tu contrato figure de manera explícita que como arrendador puedes tener la necesidad de ocupar tu vivienda antes del transcurso de 5 años. Esto puede ser para ti o para tus familiares con un primer grado de consanguinidad (tus padres o tus hijos).
  • Que avises al inquilino con al menos dos meses de antelación de la fecha en la que necesites la vivienda, especificando la causa.
  • Que utilices la vivienda para la causa especificada en un plazo de 3 meses desde que acaba el contrato. Si no lo haces, el inquilino podrá:
    • Recuperar la vivienda y disfrutarla por un nuevo plazo de cinco años con las mismas condiciones que antes, además de poder solicitarte una indemnización en ciertos casos por gastos de desalojo.
    • Solicitar una indemnización por cada año que faltara por cumplir del contrato hasta completar los 5 años, excepto si ocupaste tu vivienda por causas de fuerza mayor.
echar a mi inquilino

¿Qué pasa si al echar a mi inquilino este no quiere abandonar el inmueble?

Como has podido ver, todos los requisitos deben ser controlados y tenidos en cuenta por un potente equipo legal. Además, en muchos casos, aunque avises a tu inquilino, este puede negarse forzosamente a abandonar el inmueble. Estos casos tienen lugar en nuestro país con cierta frecuencia. Se producen situaciones tensas en las que se ven perjudicadas todas las partes del conflicto.

Por eso, en Alquiler Plus queremos ofrecerte toda la cobertura necesaria para poder utilizar tu vivienda en caso de que lo necesites y cumplas los requisitos antes mencionados. Si tu inquilino ocasiona problemas, nos encargaremos de ello, haciéndonos cargo de los trámites judiciales y el desahucio si fuera necesario. Además, mientras dure el contrato de alquiler recibirás el pago de tu renta garantizada el día 5 de cada mes, sin fallo.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

¿Quién paga el seguro de la vivienda?

Al alquilar una vivienda, es común que surjan preguntas sobre las responsabilidades de cada parte, especialmente en lo que respecta al seguro del hogar. ¿Quién debe asumir el

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?