¿Qué es arrendamiento?

¿Sabes qué es arrendamiento y cuáles son los derechos y obligaciones de las partes? El arrendamiento hace referencia a un tipo de vínculo jurídico en el que una persona (arrendador), cede un bien de forma temporal, para uso y disfrute de otra persona (arrendatario), a cambio de una renta. Esta relación se formaliza a través de un contrato de alquiler.

Las partes en el contrato de alquiler

Para conocer los derechos y obligaciones de las partes, es importante conocer qué es el arrendamiento y cuáles son sus características. A través del arrendamiento, el propietario de un bien (puede ser mueble o inmueble), lo cede a otra persona. De esta forma, deja de tener la plena propiedad sobre el bien arrendado, pero sigue conservando la titularidad del mismo. La persona que adquiere la posesión del bien podrá disfrutar de este, pero tiene la obligación de pagar al propietario por ese uso. El contrato de arrendamiento se considera una operación de carácter civil y privado, regulada por el Código Civil en su título VI.

contrato arrendamiento

En el arrendamiento intervienen dos partes, que son las que celebran el contrato. Estas partes son el arrendador y el arrendatario. El arrendador es el dueño o titular de un bien, mientras que el arrendatario es quien alquila el bien a cambio de una renta.

¿Qué es arrendamiento y cómo se formaliza?

El arrendamiento es un contrato y es precisamente este documento el que sirve para formalizar el alquiler. El arrendamiento puede ser verbal o escrito, pero de acuerdo a la LAU, las partes pueden exigir que el acuerdo se formalice por escrito, particularmente en el caso del arrendamiento de una vivienda.

Dicho contrato debe seguir una serie de requisitos, como por ejemplo, la identificación de las partes (a través del DNI) y demás datos generales; así como la identificación de la vivienda que se da en alquiler, la duración del contrato, el importe de la renta, así como la fianza, la devolución de la misma, la finalización del contrato, etcétera. Las partes del contrato se conocen como cláusulas.

Las características del contrato de arrendamiento son:

  • Consensual. Cuando se basa en la voluntad y consentimiento de las partes y no se necesitan más formalidades. En el caso del alquiler de viviendas, deberá acogerse a la LAU.
  • Bilateral. Por la intervención de la parte que cede la posesión y la que la recibe a cambio.
  • Temporal. La duración de los contratos de arrendamiento se rige según la LAU y pueden ser de un año, prorrogables hasta cinco o de cinco años.
  • Oneroso. Porque supone el pago de una cantidad periódica a cambio de disfrutar de la propiedad.

En algunos casos el contrato de arrendamiento se acompaña de otras cláusulas como la de subarriendo, por el que el inquilino principal alquila la vivienda a otra persona. También puede vincularse a otras operaciones como compraventa futura, cláusula de arras para reserva, seguro de alquiler, etcétera.

¿Cuáles son los tipos de arrendamiento?

De acuerdo al artículo 1542 del Código Civil, existen tres tipos de arrendamiento: por obras, servicios y de cosas. A este último pertenece el alquiler de bienes inmuebles. Si te preguntas qué es arrendamiento de cosas, te contamos que no es más que un alquiler tradicional en el que el arrendatario toma posesión del bien durante un tiempo determinado, a cambio de pagar el alquiler. En este tipo de alquiler no solo pueden arrendarse bienes inmuebles, sino también muebles como por ejemplo, vehículos, maquinaria, etcétera.

También puede arrendarse la prestación de servicios (no es un contrato de trabajo) y el alquiler de obras; por este último se paga no el servicio sino los resultados que se obtienen de él.

arrendamiento

Garantías del alquiler

Para mayor tranquilidad del arrendador, existen una serie de garantías sobre el contrato de arrendamiento. Estas garantías son:

  • Fianza. La fianza se encuentra regulada por el artículo 36 de la LAU y se trata de una garantía equivalente a un mes de alquiler y que se entrega a la firma del contrato. La fianza sirve para reparar posibles desperfectos a futuro por parte del inquilino.
  • Depósito. Es importante no confundir la fianza con el depósito pues se trata del acto de entregar el importe de la fianza a las autoridades correspondientes.
  • Aval bancario. El avalista es quien se hace responsable de cumplir las obligaciones del inquilino en caso de que éste no pague al arrendador.
  • Seguro. El seguro de arrendamiento es particular y garantiza al arrendador el pago de las obligaciones, así como cobertura por daños.

Finalización del contrato de arrendamiento

El arrendamiento de un inmueble puede concluir porque se ha cumplido el plazo pactado en el contrato. En estos casos, si las partes no desean continuar con el arrendamiento, deberán comunicarse (dos meses de antelación el arrendador, 30 días el arrendatario) entre ellas. El contrato también puede rescindirse en cualquier momento, pero existe una penalización de por medio.

Si el inquilino se marcha antes de cumplirse seis meses, deberá pagar al arrendador una indemnización equivalente a una mensualidad por cada mes de contrato pendiente de cumplir. Si han pasado seis meses, no es necesario que pague indemnización. El arrendador, por su parte, puede echar al inquilino cuando este no cumpla con las obligaciones derivadas del contrato, como por ejemplo, el impago.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

qué es una derrama

¿Qué es una derrama?

¿Qué es una derrama y quién debe pagarla? Este es un importe que corresponde al propietario de un inmueble por emergencias de la comunidad.

× ¿Quieres alquilar tu inmueble?