¿Quién debe pagar los gastos de comunidad en un alquiler?

Antes de determinar quién debe pagar los gastos de comunidad en un alquiler, hay que tener claro qué son. Se trata de la cuota que se aplica a todo propietario y que tiene como objetivo asegurar la correcta actividad de los suministros generales y el mantenimiento de los espacios normales de una estructura o área comunitaria, así como pagar los costes de calefacción, en caso de que sea central. 

Este gasto se determina basándose en un coeficiente o tasa de participación, según diversos factores que determinan el valor de dicha propiedad en el recinto o edificio. 

Las denominadas «derramas» también son gastos de comunidad: gastos extras (fuera de esa cantidad ordinaria) para, por ejemplo, arreglar una avería o un daño.

Arrendador o arrendatario, ¿quién el encargado de pagar los gastos de comunidad en un alquiler?

La persona encargada de hacer frente a estos gastos será la que se determine en el contrato de alquiler firmado por el arrendatario y arrendador. Lo normal es que este punto no esté determinado en el acuerdo y que, por esta situación, sea el propietario de la vivienda quien se encargue de hacer frente a los pagos. 

gastos de comunidad de una residencia

En cualquier caso, es completamente lícito que el propietario tenga que cargar con estos costes al inquilino. Para esta situación, las habilidades para llegar a un acuerdo de cada parte se convierten en un factor integral: buscar una reducción en la cuota programada regularmente, obtener diferentes compromisos del propietario de la vivienda, y así sucesivamente. Sea como sea, en estos casos se debe registrar por escrito en el contrato de alquiler. 

La ley que administra este gran número de aspectos es la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos, y explícitamente el artículo 20. En este se indica que el residente y el arrendador pueden negociar con quién se encarga de «los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, tributos, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización”.

Qué cantidad se paga y con qué incremento 

No obstante, si en el contrato se determina que es el arrendador quien paga los gastos de comunidad, hay dos factores a considerar para que este acuerdo sea sustancial, tal y como se recoge en el artículo 20.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos: 

  • Debe constar en papel cuál es la cuantía anual de los gastos de comunidad, a partir de la fecha de finalización del contrato. 
  • Este gasto no puede elevarse desinhibidamente a partir de un año y luego al siguiente: durante los tres años iniciales, nunca puede ampliarse “en una proporción superior al doble de la que se puede aumentar la renta del alquiler”. Además, esta ampliación debe ser acordada por el inquilino y el propietario del inmueble.

Gastos que no se consideran costes de comunidad

Existen diferentes conceptos que no son considerados gastos de comunidad para los que, por regla general, se aplica un criterio similar al de estos: los paga quien esté especificado en el contrato y, en caso de que no se determine, los paga el propietario de la vivienda. Son, por ejemplo, el seguro de hogar, las averías graves o arreglos de la vivienda o el alta de los suministros. 

Por otra parte, el inquilino responde por los gastos que «se individualicen mediante aparatos contadores», según el artículo 20.3 de la Ley de Arrendamientos Urbanos. También los daños ocasionados por el propio inquilino u otras personas que entren en el inmueble, las pequeñas averías del día a día o las tasas de basura. En cualquier caso, el arrendador puede contratar un seguro que cubra sus pertenencias dentro de la vivienda, cuyo gasto debe ser igualmente asumido por el ocupante.

gastos de comunidad de un inmueble

En caso de que seas un arrendador o un inquilino en una propiedad en alquiler, puedes pedir más información o recomendaciones en las oficinas de vivienda de tu ayuntamiento o comunidad autónoma. Además, en caso de que seas propietario o arrendador, te aconsejamos la contratación de servicios como los que ofrece Alquiler Plus, una empresa privada con expertos especializados en la protección integral de alquileres. Nuestro equipo tiene más de 10 años de experiencia en la selección de inquilinos.

¿Quién paga los gastos de la comunidad en un alquiler temporal?

A la hora de pagar los gastos de comunidad en un alquiler temporal, las partes pueden hacer un pacto, sin tener en cuenta la fecha en la que se firmó el contrato. También es necesario dejar constancia en algunas de sus cláusulas quién se encargará de hacer frente a estos gastos. Si es el inquilino quien asume la responsabilidad, queda excento de pagar las derramas.

Artículos Relacionados

Descubre las últimas novedades de nuestro blog.

qué es subarrendar

¿Qué es subarrendar?

¿Qué es subarrendar y cuándo puede hacerse? Para poder celebrar el subarrendamiento, el propietario tiene que dar su consentimiento.

× ¿Quieres alquilar tu inmueble?